Falso, 1985

Es el primer LP que apareció, aunque se grabó después del llamado Ciudad jardín. Como Falso nunca salió en CD (sólo salió en LP y cassette), y además hay pocos ejemplares por ahí, creo que no es fácil conocer los créditos. Y para cosas así está este blog, aunque vaya a paso de tortuga.

Además de copiar los créditos tal como vienen en el disco, recordaré alguna clave sobre las canciones, y un par de curiosidades sobre los clips que lo acompañaron.

Créditos

Aparecen como “productores generales” CJ y Rocky (que era el manager del grupo entonces). Me imagino que lo de “generales” viene de que las grabaciones se hicieron con distintos productores, en tres estudios, y en tres momentos diferentes del temible año 1984. También con dos formaciones del grupo, y distintos músicos. De hecho, esto se refleja en la contradicción entre las fotos de la contraportada (en la que sólo salimos Eugenio, Julián y yo, y la hoja interior, en la que también sale Santi.

Curiosamente, ya en el año siguiente, que es cuando escribimos aquellos créditos, no nos acordábamos de las fechas: en la de los estudios Doblewtronics y Pentágono (Madrid) pone “primavera-verano de 1984” y en la de Cascabel (León) “fecha aproximada, invierno de 1984” (qué desmemoria, ¿los turbulentos 80?; o quizá nos daba igual).

Es posible que la grabación en Pentágono fuera necesaria para presentarse al Concurso Villa de Madrid, en el que quedar finalistas nos permitió grabar en Doblewtronics, y que luego completáramos la cantidad habitual de canciones en un LP (en torno a diez), en León.

Antes de liarme, estas son las canciones que se grabaron en cada estudio, con los productores e ingenieros:

  • A París, Falso y El tumulto en el estudio Pentágono, productores Rocky y CJ (es decir, que allí debía de opinar más o menos todo el mundo…); ingeniero, Félix Arribas.
  • Las vacas, La sinrazón, De modo coherente y Mi chica está en fuego, en el estudio Doblewtronics, productor e ingeniero, Jesús Gómez.
  • Emmanuelle negra, Nada es, Sector de agitadas y Es a ti, en el susodicho Cascabel (León), productores, CJ; ingeniero, Raúl Ferreras.

Los músicos aparecemos de esta manera:

– Rodrigo: voces y guitarras

– Eugenio Haro: bajo en las siete grabadas en Madrid, en las que aún no está Santi Agudo, y guitarra en las cuatro grabadas en León

– Santi Agudo: bajo en las cuatro de León en invierno

– Julián Hernández Hidalgo toca batería, percusión y programación MXR, se supone que en todas (sin especificar)

– Celes Albizu (el natural de Zarauz más majo que yo conozco): percusión

– Pepe Víbora: saxo

(Celes y Pepe, tampoco se dice dónde)

– Carlos Torero: percusión electrónica en De modo coherente.

Los autores vienen enumerados con unos signos:

autor de las letras, todas, Rodrigo, excepto:

Nada es, letra de Eugenio y Rodrigo (en realidad yo creo que me limité a adaptar sus palabras para poderlas cantar)

autores de la música:

    Las vacas, Sector de agitadas, De modo coherente, Es a ti, Nada es, Falso, falso, y la adaptación de Baby’s on fire (Mi chica está en fuego): Rodrigo

Emmanuelle negra en el valle de los zombis, La sinrazón, A París, El tumulto: Eugenio, Julián y Rodrigo. Esta autoría colectiva suele referirse a los arreglos que se hacen en el local de una canción escrita más o menos en casa, una costumbre habitual en los grupos que empiezan. Sin duda, a veces la salvan. Recuerdo que el bajo de Santi mejoró mucho la Emmanuelle… de ese disco. (Luego hicimos otra versión en Toma cantidad)

 

El diseño de todo el disco es de Nieves Córcoles, y las fotos, de Julio Moya y José Linos

La foto de la portada la prepararon Nieves y Julio, y Guillermo Lorenzo. Según este recuerda, él se encargó de los “props: pantalón, botas y correajes del Rastro”. Detrás está el edificio Torres blancas, punto neurálgico de la modernidad madrileña, por sí mismo, y porque estaba enfrente del Rock-Ola. Apareció y desapareció de las fotos, debido a la curvatura de la Tierra, una precoz e inútil refutación del terraplanismo.

 

Algunas claves sobre las letras

Las vacas: Esta canción ya había sido grabada en el EP llamado luego Ciudad jardín (1999, Subterfuge, que, para abreviar, podemos llamar el último-primer disco). Pero aquella versión todavía no se había publicado cuando salió esta de Falso.

Aún grabaríamos una tercera versión, cuando F se empeñó en añadir cuatro canciones al mini-LP Dame calidad. Es curioso que, aunque se reconoce en seguida que la canción es la misma, la estructura y el carácter son distintos. En parte, porque en las tres grabamos y arreglamos músicos diferentes en épocas diferentes.

De la letra se puede decir, como en tantas otras, que la ambigüedad entre la distancia irónica y mis verdaderos sentimientos persigue evitar un embarazoso desnudo público.

La sinrazón está inspirada en la novela homónima de Rosa Chacel, una referencia, en parte, acorde con el homenaje de la portada. Y es una de las dos canciones del disco, con Sector de agitadas, dedicadas a la locura.

De modo coherente es, claro, una parodia de la inflación retórica, uno de esos largos párrafos que se podrían resumir en dos palabras, y hasta en ninguna, porque no dicen nada. Alguno se preguntará qué demonios hace esto en el primer disco de un grupo, digamos, pop. En realidad, sí que es coherente con la idea común a toda la trayectoria de CJ: cualquier idea merece ser experimentada con tal de no sentir que no estás creando nada nuevo.

Mi chica está en fuego (Baby’s on fire). El nombre es una mala traducción intencionada del título de Brian Eno, de su disco Here come the warm jets, que escuché mil veces un verano. La letra refleja todavía la atmósfera siniestra que envolvía el último-primer disco.

A París. Viéndola ahora, me parece un microrrelato. Hay una acción (“subiendo”): y durante ella, unas ideas algo retorcidas (¡para variar!): un deseo (“quise”), quizá insatisfecho, de hacer un ruego de permiso para no desear algo (¡glup!), y luego una mezcla de justificación, burlonamente banal (“ya no se estila”) o críptica (“Ya no hay quién vaya”, ¿por qué?) y relato del último hábito (“Ya no suelo…”), consecuencia lógica de la justificación. Y todo esto, porque me gustaba la melodía.

Emanuelle negra en el valle de los zombies. Efectivamente (ver abajo enlace a artículo de Chema Domínguez), el título es una mezcla de cine de serie X y B. Los personajes son unos aficionados a ese cine, que van al Cine Ideal, que entonces creo que estaba especializado en terror. Por eso rodamos allí el clip (ver la historia más abajo).

La canción la volvimos a grabar, en una versión diferente, en Toma cantidad, con muchos más elementos, tanto musicales como en la letra. También le cambié el nombre: de la sensual franco-exótica Emanuelle, pasó a ser la filosófica Emanuel, con acento en la a, como Kant. Para que luego digan que las personas no cambian. (en realidad, fue porque el acento musical caía en la a) y siempre me ha irritado que no coincidan los acentos de las palabras con los musicales.

Para mí, fue un gran honor que la versionaran Siniestro total, un grupo estéticamente muy diferente a CJ. Y con algunas letras geniales (Quiénes somos, de dónde venimos…, era mi favorita)

Es a ti. Refleja mi interés creciente en la bossa nova, claramente alejándome del siniestrismo y el omnipresente popismo / rockismo, en general. Creo que Atún y algas nos quedó más lograda. Pero por algo hay que empezar. La letra guiña a dos productos que, finalmente, nunca utilicé, ni siquiera con las criaturas adecuadas. Santi pilló la broma inmediatamente, me acuerdo todavía. Y también me pilló otra, de una canción que nunca grabamos, pero de la hablará Javier Manzaneque (si sale el libro).

Nada es. Sobre la letra, lo dicho arriba.

Sector de agitadas 2. Repito lo dicho sobre su primera versión, la del último-primer disco http://grupociudadjardin.es/?page_id=277. Está basada en un cuento de Guy de Maupassant, uno de mis autores favoritos, y trata de un psiquiátrico. La locura siempre me ha interesado. Es una letra seria. Como la locura. La principal diferencia es que en esta no toco la ocarina con forma de armadillo.

– Falso, falso. La letra sólo tiene nueve palabras, pero consigue ser redundante.

Como muchos críticos vieron, reaccionaba contra la palabra de moda (“auténtico”). Creo recordar que había entonces músicos y comentaristas que se consideraban a sí mismos auténticos, y rechazaban la estética de los grupos de la etapa nueva ola, a los que calificaban de “modernillos”. Así que yo deduje que debía de ser falso. La irritación, a ellos como a mí, nos hizo reaccionar. Tan viejo como el arte.

– El tumulto. Otra referencia a un anuncio de la tele, creo que de un perfume.

La primera de una serie de canciones de CJ, de tema postcolonialista empático. Parecido al diálogo de civilizaciones de los medios informativos – ah, qué tiempos: sí, pequeño saltamontes, hace mucho, mucho tiempo, abundaba algo llamado información –.

La contrapartida del diálogo parece ser el choque de culturas. Como se ve, la cosa me siguió interesando.

Pero esta canción en concreto, algo reggae, surgió de la ridiculez del anuncio, sólo superada por el mensaje supremacista blanco del de Sanex.

Más información sobre el disco Falso en el artículo de Chema Domínguez:

Comentario en el aniversario de «Falso»

https://www.efeeme.com/operacion-rescate-falso-de-ciudad-jardin/

 

Recuerdos de los clips

El primero de todos se hizo sobre A París. Como tantas cosas, y por eso sale aquí, salió de la colaboración desinteresada de amigos y conocidos. En este caso, como me recuerda Fernando Jordana, era parte de uno de los proyectos que hacían los alumnos de la Escuela de radio y televisión, en la Dehesa de la villa.

El clip era parte de un corto llamado Estados de muerte aparente. El realizador era Manolo Soriano, que consiguió película negativo (mejor, entiendo). El corto ganó un premio en Alcalá de Henares, ¿en 1984?. Fernando Jordana y Flavio Martínez eran los directores de fotografía. Antonio Moreno era el productor. Aparecía el ser hecho de neumáticos que anunciaba los Michelín, artilugio aportado por Julio Moya.

Aunque creo que nunca actuaron con nosotros, hacían figuración Javier el moro, de Mermelada, tocando el saxo, y la hermana de Eugenio, especialista en danza del vientre.

Bastante después de este clip, unos dos años, hicimos el de Emanuelle negra en el valle de los zombis. Todo se grabó en el cine Ideal. Recuerdo que subimos a la azotea, no sé si algo se grabó allí. No recuerdo cómo quedó el clip. El de A París está en YT, pero este no lo he visto.

La idea, la producción y realización fue de Óscar Ruiz. El material era de la productora de Óscar y Jacobo Levi: Dan Video. Fernando Jordana se encargó de la cámara y la fotografía. Narciso Rodríguez Montilla fue a comprar el hielo seco y lo hizo funcionar. También era el actor que encarnaba al acomodador del cine, con un auténtico uniforme del cine Ideal.

Una superproducción, vamos. ¡Gracias, amigos!